La cañada soriana occidental

Ilustrador: Jose M. Clemen
Edita: Segovia Sur

Vamos a imaginar que somos unos pastores. Antes del verano nuestras ovejas no tendrán hierba que comer, tendremos que conducir nuestro rebaño a las montañas de Rubión, en Soria. Llevaremos nuestras ovejas siguiendo la Cañada Soriana Occidental. El viaje es largo y lo hacemos en unas veinticinco jornadas. Seis de las cuales las pasaremos recorriendo la provincia de Segovia y entraremos a esta por el término de Es Espinar. La cañada va siempre al pie de la sierra de Guadarrama. El ultimo pueblo de la provincia será Ayllón; a continuación entraremos en Soria. Allí están las montañas donde cada año las ovejas acuden para aprovechar la hierba durante el verano.

La Cañada Soriana Occidental (de la Vera de la Sierra)

Este es un oficio muy antiguo. Ayudamos a los cartagineses a atravesar la península Ibérica. La manera de cuidar y llevar el ganado se trasmite de padres a hijos. Somos productores. Las ovejas hay que atenderlas para que engorden. Cuando se ponen enfermas lo notamos. Los descansaderos son terrenos amplios donde reunir las ovejas y pasar la noche. En muchos sitios existen chozos donde resguardarnos del frio y la lluvia. Es importante que las cañadas conserven toda su vida silvestre.

La camisa de acorches de Segovia

En el verano de 1999 me quedé mudo. Una amiga me había elogiado con inusitado entusiasmo una exposición de camisas que se celebraba en Carbonero el Mayor.

Tanto fervor por unas camisas, pensé escéptico, como restando importancia. Pero, por no defraudar a mi amiga, fui a Carbonero y sufrí tal conmoción que me quedé mudo. Algunas personas, pude comprobarlo, seguían también atónitas y conmovidas, es decir, enmudecidas, la visita a aquella exposición prodigiosa.

camisa

¿Qué había en esas dieciocho o veinte camisas expuestas para arrebatar la palabra de tal manera? Pues, además de un trabajo ímprobo y primoroso, además de una conjunción armónica de colores, lo que saltaba a la vista, más allá de la belleza deslumbrante, lo que se percibía de inmediato, era muchísimo amor, un amor inconmensurable derramado en acorches, canesús, pecheras, puños y cuellos.
Como si cada camisa fuera una carta cifrada de amor escrita con hilo. Sin una dosis muy crecida de amor es inconcebible que una persona pueda embarcarse en esa tarea ingente que implica bordar una camisa de acorches, llamada también, qué nombre más hermoso, camisa galana de Segovia. y no sólo amor a los demás, también cierta dosis de amor propio, de afán de superación y un alto grado de autoestima.

La Camisa de Acorches de Segovia

Dicen que el hábito no hace al monje, pero en este caso sí. Al traje regional le embellece la camisa y distingue al que la viste, igual que al monje su hábito. De aquí, nuestro empeño por difundirla poniéndola al alcance de todos.

La aparición de la extinguida camisa de acorches pone unas cotas muy altas en nuestro folclore y la ilusión por vestirla se acentúa cada día más, pues, junto con la capa o un bonito refajo, es una pieza imprescindible en el traje regional; dice Oreste Perote “la grandeza de un pueblo responde siempre al elevado espíritu de sus habitantes. Un espíritu elevado se consigue con cultura. Laborar por ésta, bien sea enseñando o aprendiendo, es obra de todo buen patriota”.

He cumplido 80 años y me parece que no sería correcto que este trabajo sobre nuestras camisas, desapareciera conmigo, pues, aunque de momento hizo un buen servicio, otros vendrán después y se interesarán por ello. Por lo tanto, salvando mi torpeza al escribirlo, me parece importante dejar constancia a las personas que me sucedan en el tiempo.

A medida que leas este trabajo, encontrarás la información necesaria para confeccionar tu camisa. Consúltalo Con alguien próximo, si algo no entiendes; siempre se ha dicho que cuatro ojos ven más que dos o, simplemente, pásalo hoy por alto, tal vez lo que hoy no entiendas mañana te parecerá sencillísimo.

Piensa en nuestros jóvenes y míralos Con su camisa y loS parabienes que recibimos por ella. No hay atajos sin trabajo. Empiézala y, cada puntada que des, piensa que es un avance y que ya te queda menos para terminarla. Querer es poder. Pon cariño y empeño; te lo dice una madre.

Guía de recursos para el desarrollo rural

Querido lector, la guía que ahora tienes entre tus manos se concibe como un instrumento de ayuda para descubrir y poner en valor todos nuestros recursos.

Se ha escrito buscando tu disfrute en cada una de sus palabras, esperando que cada vez que la abras sientas nuestros paisajes, sus colores y sus variadas luces mientras avanza el día y la noche, distintas todas ellas en cada estación anual que nos acoge.

guia_recursosrural

AUTOR/A: Ana Teresa López Pastor

Esas luces de nuestra sierra y piedemonte, sus colores, pero especialmente los sonidos de sus seres vivos, de todos sus habitantes, los juegos y las risas de niños y mayores en el verano, las pequeñas historias contadas en los melancólicos paseos otoñales, los momentos de invierno junto a la chimenea, o el despertar de la vida en la primavera, me ayudaron a concebirla, a hacerla realidad y ojala te ayuden a ti a disfrutarla.

 

 

 

Guia de Recursos Para el Desarrollo Rural

Se ha escrito, y así te lo cuento, deseando que tu creatividad te lleve a imaginar para todos nosotros y nuestra tierra un porvenir aún mejor, pretendiendo despertar la ilusión por construir juntos el futuro que quisieras en lugar de esperar aquel que el destino nos depara. Ojala el esfuerzo placentero que me acompañó durante su creación, las noches de luna llena que rodearon la no siempre clara búsqueda de sentido para hacerla lo más completa posible y a la vez asequible para cada uno de nosotros, te sirvan en tu camino personal por el sur de nuestra provincia.

Guía de la cañada real soriana en Segovia

Esta guía que ponemos en tus manos es un recorrido a paso lento por los históricos caminos ganaderos que bordean la falda de la Sierra del Guadarrama. LA VERA DE LA SIERRA.

Con ella queremos introducirte caminante al conocimiento de una parte de un rico y precioso tesoro de nuestra .tierra y de nuestra historia; de participar en la herencia dejada por aquellas personas, que de norte a sur, cruzaban la Península y que de manera autárquica elaboraban objetos, utensilios y refugios para hombres y animales. En definitiva una cultura transmitida de los mayores a los más jóvenes a través de un lenguaje espontáneo hoy reconocido por todos como parte de nuestra cultura material.

Guia de la Cañada Real Soriana en Segovia

Este Tramo II de la Real Soriana Occidental constituye, en sus 35 kilómetros de recorrido un rico y diverso entramado de poblaciones unidas por la propia Cañada. Por cordeles y veredas que dominan los paisajes de montaña y donde podemos descubrir una gran diversidad de elementos naturales, culturales e históricos; pueblos diseminados que recuerdan su actividad ganadera y su tránsito pecuario a lo largo de su historia.

Las Vías Pecuarias como subrayan las Consejeras de Medio Ambiente y de Cultura y Turismo, “constituyen un elemento territorial de conexión, favoreciendo el contacto del hombre con la naturaleza así como la ordenacion del entorno medioambiental, como eje de desarrollo y turismo sostenible”.

Etnografía segoviana

Presento un conjunto de artículos que he ido publicando a lo largo de los últimos veinte años en la Revista de Folklore. Se trata de artículos etnográficos sobre, ritos, fiestas, oficios, supersticiones y oralidad.

Resulta asombroso comprobar cómo ha pasado el tiempo, es decir, cómo se ha transformado la realidad desde que estos artículos se publicaron. En concreto, el que analiza los tratos de ganado en la sierra segoviana, ha devenido arqueológico, o dicho de otro modo; es historia pasada. La apertura de mercados y la transformación del sector, orienta a los ganaderos a efectuar transacciones con otros países de la Comunidad Europea. Estos cambios repercuten de manera sustancial en la visión del mundo y en el esquema de valores de los ganaderos. Y otro tanto cabría decir de los artículos que analizan las fiestas y las supersticiones.

etnografia

En definitiva estos trabajos son palabra en el tiempo que reflejan algunos aspectos de la identidad colectiva de ciertos pueblos, y por extensión y afinidad, reflejan también una manera de ser y de estar de la provincia. Casi siempre en pasado, aunque este pasado alumbre nuestro presente.

Etnografia Segoviana

Quiero agradecer a la Revista de Folklore su hospitalidad.

La mayoría fueron escritos porque la revista existía y porque Joaquín Díaz, su director, me invitó desde el principio a colaborar en sus páginas. Sin ese estímulo previo, difícilmente habrían surgido muchos de estos trabajos.
También quiero agradecer la aportación inestimable de los informantes.

Todos estos artículos han sido escritos gracias a su colaboración desinteresada. De entre todos los informantes que me han orientado, reflejados al pie de los artículos, quisiera destacar el nombre de Miguel de Santos Otero, de Muñoveros, y el de Emiliano Martín Díez, de Lastras de Cuéllar, por las muchas ocasiones que se vieron sometidos a mis cuestionarios haciendo gala de un conocimiento del medio extraordinario y de una generosidad infinita.

En ellos, como en tantas otras personas mayores de nuestra provincia, se encarna una manera de ser y de estar en el mundo que difícilmente va a encontrar reflejo en las generaciones futuras, mediatizadas por el pragmatismo productivista.
Aprovecho la ocasión para expresar mi gratitud a los ilustradores que con tanta gentileza abordaron los dibujos.
Y finalmente, agradezco a Segovia Sur, la publicación de estos trabajos que son tierra y, a través de esta publicación en forma de libro, a la tierra retornan.

El martinete de Navafría

El Martinete de Nvafría es un tesoro etnográfico, un ingenio hidráulico de origen medieval que se ha conservado por la tenacidad de Victoriano Abán, el último calderero. En la actualidad su hijo Fernando lo ha transformado en un museo, respetando íntegramente el ambiente mágico de este recinto para disfrute de las nuevas generaciones.

Este libro, “El martinete de Navafría”, hace recorrido por la saga familiar, por las técnicas y los artilugios, por las caldras y por las herramientas, en definitiva, un acercamiento a uno de los espacios más sugerentes de la tecnología ttradicional española.

martinete

AUTOR/A:Ignacio Sanz

El Martinete de Navafria
Tambien es bueno esto de que, en los últimos tiempos, toda la gente chapada a la antigua que nos amargó la juventud por su conservadurismo teórico, hayan abrazado la causa del “Progreso”, que consiste en afear y aun emporcar el pais sistemáticamente, para ganar unos cuartos. Esto hace que un amigo mio, hombre de fe, navarro y jesuita por más señas, haga una sutil distinción entre “conservadores” y “conservaduros”.

Y el “conservadurismo” está a la orden del día, de suerte que no deja títere con cabeza en materia de Arte, paisaje,naturaleza, etc. ¡Cómo va a conservar esta tendencia triunfante pobres artefactos viejos e inútiles, si destroza ermitas, palacios o barrios enteros de belleza y lujo!

 

Concurso de iniciativas económicas

AUTOR/A: Ayuntamiento de Arcones y Segovia Sur

Se pretende con esta convocatoria articular una oferta diversa de iniciativas empresariales y de servicios al medio rural, complementarios y lo suficientemente atractivos como para ser uno de los pivotes en los que se apoyaría la estrategia des desarrollo local de este municipio.La superficie de estos espacios está entre 200 y 1.500 m2 y las posibilidades de albergar iniciativas que a modo de ejemplo podrían ser.

  • Actividades de transformación
  • Talleres (Vehículos, carpintería, madera, Aluminio, etc.)
  • Almacenes
  • Oficinas.
  • Centros logísticos.
  • Otros.

Cancionero Segoviano de Música Popular

Con el contenido de este Cancionero he pretendido recoger para la posteridad la obra musical que Mariano Contreras García, mi padre, ha interpretado a lo largo de su vida en la amenización de las distintas fiestas populares de la provincia de Segovia y alrededores, a la que he añadido mi conocimiento personal en los apartados que figuran como romances, villancicos, cantables, otros cantos religiosos y canciones infantiles.

cancionero

AUTOR/A:Mariano Contreras y Felix Contreras

Aunque no soy la persona más adecuada para juzgar su obra como artista, sí me gustaría que ésta no sólo quedara para la posteridad, sino que todo el que lea este Cancionero sepa que Mariano Contreras fue una persona que vivió por encima de todo para este instrumento tan querido por mucha gente, la dulzaina, entregando desinteresadamente sus conocimientos y experiencia musical a cuantos se lo pidieron y que pretendió siempre ser una persona honrada y sencilla, dando mucho cariño a su familia ya cuantos le conocían. Aunque le reconocieron en vida su labor musical en los distintos homenajes que recibió, quiero “rendirle con estas páginas mi homenaje particular como hijo.

También quiero indicar que la transcripción musical de todas las partituras que componen el Cancionero la he realizado con la importantísima ayuda de mi esposa Petra Andrea Monago Rodríguez, sin la cual este cancionero no habría visto la luz.

Cancionero Segoviano de Música Popular.

DESCRIPCION DE LA DULZAINA

La dulzaina es un instrumento de viento-madera de la familia del oboe y como inglés pero con algunas llaves menos que estos instrumentos. Está formado por un tubo de madera troncocónico rematado en campana en la parte inferior. En la parte superior y por el interior del tubo se le ha provisto de un alojamiento donde se encaja el taudel o tudel, pequeño tubo metálico troncocónico donde va colocada la pipa o elemento sonador. La madera empleada en la fabricación de la dulzaina es variada pero las más habituales son: ébano, palosanto, peral, boj, fresno. La pipa se fabrica con caña vegetal de cañaveral.

Lleva dispuestos a lo largo del tubo seis agujeros por la parte frontal y uno por la parte posterior que se tapan con la yema de los dedos. Además con los dedos también se abren o cierran ocho o nueve llaves que completan la escala diatónica.
Con los dedos de la mano izquierda se tapan los agujeros y se actúan las llaves de la parte superior y con los de la mano derecha se tapan los agujeros y se actúan las llaves de la parte inferior. Esta es la posición para los ejecutantes diestros, pero también se fabrican dulzainas “de zurdas”, con la posición de manos contraria, o sea, la derecha arriba y la izquierda abajo.

La dulzaina tal como la conocemos ahora, esto es con llaves, data de principios de siglo XX. Hasta esa fecha se las conocía con el nombre de gaitas y no tenían llaves; incluso a los intérpretes se les llamaba, hoy en día se les sigue llamando en algunas partes, gaiteros. Desde el momento en el que se le colocaron llaves se empezó a llamar al instrumento dulzaina ya sus intérpretes dulzaineros.

Labores mineras en Otero de Hererros

El presente libro recoge diez rutas por  las labores mineras a lo largo de la historia de Otero de Herreros. El presente trabajo nos muestra unos itinerarios atractivos y novedosos, a la vez que se presentan de una manera breve una primera catalogación de las labores realizadas en nuestro pueblo.

labores_mineras

Autor: Juan Pedro Aragoneses Maroto.

Con este trabajo se pretende recuperar la dedicación minera, reivindicar los caminos y defender la riqueza paisajística, geológica, y minera de Otero. No quiere ser un ensayo científico, su intención es mostrar de forma somera, un legado de lo que somos y que nos parece admirable y de un interés extraordinario.

Trashumancia.

Con Trashumancia el autor evoca sus vivencias como pastor, oficio en el que según sus propias palabras “Comencé siendo muy niño. Primero en Pedraza de la Sierra, donde el jornal que percibía no era mucho más que el de la comida diaria.

Después, alrededor de los trece años, fui a Extremadura ya como trashumante, superando todas las categorías excepto una, la de ser propietario de un rebaño.”

 

trashumancia

Autor: Aniceto Martín Arriba.

Muestra de forma clara y didáctica los usos y costumbre de los pastores, haciendo especial hincapié en aspectos con la vestimenta, la alimentación (propia, de los rebaño y de los perros que cuidaban de las ovejas), y de los aperos y enseres que utilizaban en su quehacer diario.