El albergue de Zamarramala acogió 400 peregrinos en nueve meses

Ayuntamiento y Segovia Sur han costeado los 251.150 euros de la rehabilitación del edificio. 20/01/2015

albergue

Uno de los dos dormitorios del albergue, con capacidad para acoger 40 peregrinos. / Juan Martín En abril de 2014, coincidiendo con la Semana Santa, abrió sus puertas en Zamarramala el albergue de peregrinos “Fuente del Pájaro”, situado entre las calles La Fragua y Real Baja. Nueve meses después de aquella apertura, la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Claudia de Santos, informó ayer que, durante este corto periodo, allí han dormido cerca de 400 peregrinos que habían emprendido el ‘Camino a Santiago’ desde Madrid.

Tras comprobar el Ayuntamiento la consolidación de este albergue como un alojamiento de referencia en el ‘Camino a Santiago’ que parte de la capital de España, ayer tuvo lugar una ‘jornada de puertas abiertas’, a modo de “puesta de largo” de las instalaciones —según la expresión usada por De Santos—, con la pretensión de promocionar “Fuente del Pájaro” y, al tiempo, agradecer la colaboración de cuantas instituciones y voluntarios han contribuido a lograr que el proyecto se convirtiera en una realidad.

“El albergue está al servicio del Camino (a Santiago)”, indicó la concejala, quien a renglón seguido abordó otro significado de la palabra camino, el de itinerario vital de cada persona, recordando que en diversos textos medievales se califica al hombre como homo viator, cuya traducción podría ser “hombre que sigue un camino” o “está siempre en camino”. “La acción de caminar es característica del género humano”, continuó De Santos, para, tras esta digresión filosófica, volver a hablar de “Fuente del Pájaro”.

El albergue, de 233 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, tiene capacidad para acoger a 40 peregrinos, que previamente deben de haber presentado la correspondiente credencial. “Fuente del Pájaro” cuenta con dos salas dormitorio, cocina-comedor equipada con los electrodomésticos básicos, una zona de taquillas, baños adaptados a personas con discapacidad y sala de estar. La decoración está basada es fotografías del Acueducto. “Segovia es el Acueducto y el Acueducto somos todos”, justificó De Santos. La inversión realizada asciende a 251.150 euros, cofinanciados por el Ayuntamiento de Segovia y la asociación Segovia Sur. En nombre esta última entidad intervino su presidenta, María Cuesta Rodríguez, quien recordó que Segovia Sur lleva desde 2004 apoyando el ‘Camino a Santiago’ desde Madrid, con la meta de que el recorrido pudiera dinamizar el área de influencia de este grupo de acción local.

La también alcaldesa de Espirdo reconoció que la idea de construir el albergue tardó en cuajar, congratulándose ahora de su buen arranque y esperando que se convierta en “una casa abierta a todos”. Hasta la fecha, la procedencia de los peregrinos es “muy variada”, si bien destacan los de la Comunidad de Madrid. No obstante, también han pernoctado peregrinos extranjeros, de países como Francia, Alemania o Polonia. Este ‘Camino a Santiago’ desde Madrid parte desde la capital de España, conectando en Sahagún (León), con el primigenio ‘Camino de Santiago’, también denominado francés. De Madrid a Sahagún, los peregrinos deben recorrer cerca de 350 kilómetros, que se completan en diez ó doce etapas.

El albergue “Fuente del Pájaro” se sitúa justo al final de una de esas etapas (Cercedilla – Zamarramala) y en el inicio de la siguiente (Zamarramala – Santa María la Real de Nieva). Segovia dispone de otros cinco albergues, en Añe, Santa María la Real de Nieva, Nava de la Asunción, Coca y Villeguillo. A su paso por la provincia, este ‘Camino a Santiago’ coincide, en varios tramos, con el usado por los gallegos que cada verano venían a Segovia a segar. Al acto de ayer acudieron diversos miembros de la ‘Asociación de Amigos del Camino a Santiago de Madrid’.

Su vicepresidente, Jorge Martínez Cava, rememoró la conferencia pronunciada en Madrid, hace casi un cuarto de siglo, por el sacerdote Elías Valiña, quien animó a recorrer el Camino “saliendo desde la casa de cada uno”. “Aquello —resaltó Martínez Cava— fue el germen de una idea que acabó cuajando en Madrid y en toda España”.

Del albergue de Zamarramala dijo que es “una maravilla” y “de cinco estrellas”, contando como anécdota del paso del Camino por Segovia que donde hoy se sitúa el albergue de Santa María la Real de Nieva era “donde dormían los segadores gallegos” antaño. Desde la ‘Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Segovia’, su tesorero, Mariano Díez, también se felicitó por “el logro” de haber conseguido la construcción de un albergue, que consideró de “cinco conchas” —en el argot del peregrino, calificación similar a las cinco estrellas—. Díez agradeció a De Santos que el Ayuntamiento de Segovia atendiera algunas de sus recomendaciones a la hora de levantar la instalación, si bien esperó que el resto de peticiones “también acaben llegando”. Entre estas, citó la reinstalación las señales del trazado, en forma de concha, desaparecidas de la calle de San Francisco con motivo de las obras.

De Santos se comprometió a que se volverán a colocar esas conchas, aprovechando la ocasión para recordar que el Ayuntamiento, en su momento, hizo una inversión “muy fuerte” para instalar hitos de piedra del ‘Camino a Santiago’ desde Madrid en el tramo que recorre el municipio de Segovia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.